Historia. geografía y rarezas

El Canal de la Viga

Escrito por historiageografiayrarezas 22-01-2012 en General. Comentarios (0)

Hasta la década de 1920 la ahora Calzada de la Viga era un canal que iba de lo que ahora es la calle de Fray Servando, a unas diez cuadras del Zócalo, hasta el Canal Nacional y los lagos de Xochimilco y Chalco, unindo a la Ciudad de México con los pueblos de Xochimilco, Tláhuac y Chalco.  Desde tiempos prehispánicos, estos pueblos habían producido comida –especialmente frutas y verduras frescas– para la población urbana, e incluso durante el Virreinato hubo una garita que servía de aduana para recaudar la alcabala antes de llegar al Río de la Piedad (hoy en Viaducto) en donde ahora se encuentran Eje 3 Sur (Av. Morelos) y La Viga.

 

Canal de la Viga y lagos de Xochimilco y Chalco, supuerpuestos al trazado urbano de la Ciudad de México en 1970.

 

Canal de la Viga a principios del siglo XX.

 

En la garita, el canal se ensanchaba y dividía en dos. Hacia el sur seguía propiamente el Canal de la Viga, que era suficientemente ancho para que desde 1850 una línea de barcos de vapor proveyera servicios diarios de pasajeros y carga. Hacia el este se extendía la Zanja Cuadrada, canal construido en el siglo XVIII con la intención de rodear la Ciudad de México (cosa que nunca se logró) para evitar el contrabando, servir de desagüe para evitar inundaciones, y comunicar fácilmente las garitas que rodeaban la ciudad. La Zanja Cuadrada, menos ancha que el Canal de la Viga, seguía el trazado de lo que ahora es Av. Morelos, y en Avenida Congreso de la Unión se desviaba al norte con el mismo trazado que esa avenida hasta la Garita de San Lázaro, ubicada cerca de la esquina noroeste de la actual cámara de diputados, y donde se ubicaba la compuerta que daba paso al Lago de Texcoco; de ahí seguía por el norte hasta Nonoalco en el noroeste de la Ciudad.

El embarcadero del Canal de la Viga era para pequeñas embarcaciones (trajineras), y se localizaba en la zona de la Estación Central de Bomberos, apenas unas cuadras al sur de la Parroquia de San Pablo y la desaparecida Plaza de Toros de San Pablo. Poco antes de llegar ahí, al este del Canal de la Viga seguía el Canal de Roldán, cuyo trazado es el de la calle del mismo nombre y llegaba hasta Corregidora, muy cerca de la Merced, a donde llevaban los productos para su venta. A lo largo de los primeros dos kilómetros del canal –hasta lo que hoy es Avenida del Taller–, corría el Paseo de la Viga, lugar de recreo de las clases medias y bajas de la ciudad. El Paseo terminaba en una glorieta que facilitaba a los carruajes dar vuelta, y en fines de semana, según las descripciones que hay, había una ambiente como hoy en Chapultepec en domingo: familias, vendedores, músicos, ires y venires, etc.

 

Garita de la Viga en 1885.

 

Pasea de la Viga en 1885.

 

El barco de vapor en el Canal de la Viga a la altura del Puente de Iztacalco, frente a la parroquia de San Matías.

 

El barco de vapor, cuyo servicio se inauguró en 1859, salía de la Garita de la Viga y no era demasiado grande ni rápido. El primero tuvo cupo para veinte pasajeros, recorría los más de 30 km hasta Chalco en cinco horas con paradas en Santa Anita, Iztacalco y Mexicaltzingo, costaba 2 reales ir hasta San Juanico y cuatro hasta Mexicaltzingo (y dos hora de viaje), y para poder llevar más pasajeros, se amarraba un remolque.  En 1890 eran cuatro los vapores, pero ni su tamaño ni velocidad habían aumentaron. Los trenes –más rápidos y con mayor capacidad– finalmente sustituyeron a los vapores como medio de transporte preferido.

En 1921 el gobierno tomó la decisión de desaparecer el Canal de Viga, como parte del proyecto del Gran Canal de Desagüe de la Ciudad de México, para evitar las constantes inundaciones. A partir de entonces, casi todos los ríos de la ciudad se entubaron, los lagos empezaron a secarse más rápido y luego la ciudad creció sobre ellos…

Sobre la Garita de la Viga, se pueden agregar algunos datos más. El 13 de septiembre de 1847 el ex insurgente José Pérez comandó a un batallón cívico contra los invasores estadounidenses, y si bien los detuvo algunas horas y les causó importantes bajas, la falta de municiones y la artillería enemiga finalmente lo obligaron a rendirse. Otra curiosidad, es que afuera de la Garita fue el segundo lugar donde estuvieron las estatuas de los Indios Verdes desde 1901 (originalmente estaban en el principio de Reforma), hasta que las movieron en 1939 a la entrada norte de la Ciudad de México, no muy lejos de donde se encuentran ahora en el metro que lleva su nombre. De las garitas que hubo alrededor de la Ciudad de México –incluida la de la Viga– no queda nada. Sin embargo, durante la construcción de la línea 8 del metro, se encontraron restos de la de la Viga en Av. Morelos y la Viga, así que su antigua localización es certera.

La Garita de la Viga sin garita ni agua, con tranvías y todavía con Indios Verdes

 

Bibliografía

http://www.mexicomaxico.org/Viga/LaViga.htm

http://www.mexicomaxico.org/Viga/LaVigaGarita.htm

http://ciudadanosenred.com.mx/node/16360

http://redalyc.uaemex.mx/pdf/369/36907409.pdf

 

Fotos del Canal de la Viga

http://www.flickr.com/photos/clubdepatos/sets/72157601378392751/with/1086083992/

http://www.mexicomaxico.org/Viga/LaVigaGaleria.htm

 

Mapa del Canal superpuesto a la Ciudad de México en 2009

http://www.mexicomaxico.org/Viga/GaritaImages/LaVigaMapa1859.htm

 

Quedarse sin oro

Escrito por historiageografiayrarezas 02-08-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

En 696 d.C. Ald al-Malik ibn Marwan (646-705), califa omeya que se entretenía conquistando Irak y sentando las bases del dominio islámico del Mediterráneo —hizo del árabe el idioma oficial del imperio, creó un sistema regular de correos, etc.— decidió que era tiempo de que los árabes comenzaran a acuñar monedas propias: los dinares; para sustituir a los aureus solidii bizantinos o bezantes, hasta entonces moneda más común en el Mediterráneo.

 

File:Umayyad calif Sassanian prototype 695 CE.jpg

Abd el-Malik ibn Marwan

en uno de sus dinares

 

Entonces, para cumplir su propósito requirió oro, por lo que de un plumazo cambió el valor de ese metal de 12 monedas de plata (dírhams para los árabes y denarios para los europeos occidentales) a 14, y el oro comenzó a fluir a las arcas árabes a cambio de su plata.  Entonces, para evitar quedarse sin oro, los bizantinos cambiaron también la equivalencia entre sus bezantes y la plata por uno a 18, y prohibieron la exportación de oro; con lo que el oro occidental siguió fluyendo a oriente.  A los árabes no les preocupó demasiado el mejor precio del oro en Constantinopla, porque ellos tenían sus propias fuentes de oro en el alto Nilo: Nubia.  Pero para occidente —sin fuentes propias de oro ni un Estado capaz de controlar el flujo de las monedas— la historia era otra, y para la primera mitad del siglo VIII se quedó prácticamente sin oro acuñado y la moneda de plata, el denario, denier o dinero, se impuso como medio de cambio principal.

 

File:Solidus-Leontinus-sb1330.jpg

 

Aureos solidius o bezant del emperador Leoncio

 

 

Carlomagno (768-814) impuso el estándar del contenido de plata para las monedas occidentes, el dinero, en 1/240 de libra francesa (también estandarizada por él) o 1/12 de sueldo.  Además, en los capitulares de su reinado prohíben la circulación en el reino (después imperio) franco de monedas distintas del dinero franco, y la acuñación particular de monedas; cosa que se siguieron haciendo los cambistas y comerciantes y prohibiendo los reyes, porque las monedas extranjeras no se aceptaban generalmente en los mercados.

 

File:Charlemagne denier Mayence 812 814.jpg

Karolus Imperator Augustus

en uno de sus dineros

 

File:Denier Charlemagne1.jpg

 Más monedas de Karolus

 

Obviamente, hubo comercio entre oriente y occidente —especialmente Bizancio—, mediado muchas veces por judíos e italianos, pero los productos occidentales (espadas y armaduras francas, tejidos y pieles) se compraban con monedas de plata y no de oro, especialmente porque en el imperio oriental la exportación de oro estaba prohibida; y desde la mitad del siglo VIII los musulmanes controlaron las ricas minas argentíferas del Turquestán oriental y trajeron esa plata al mundo mediterráneo.  Con más plata en el mercado y sin demasiado oro, en occidente la plata se devaluó durante el siguiente siglo y medio y los posteriores reyes y emperadores fueron reduciendo el contenido de plata en las monedas hasta el siglo X (mayor razón para que los comerciantes reacuñaran monedas), que la plata se revaluó y las monedas regresaron —paulatinamente— a su tamaño original.

A pesar de esto, no se debe pensar que Europa se vació completamente de monedas de oro, dado que en el sur de Italia —independiente de imperio franco y bajo influencia directa del Mediterráneo— se siguieron acuñando monedas de oro, los mancusos, mismos que se usaban —al menos como medida de cuantas— en Italia e Inglaterra.  Además, en al-Ándalus, como posesión musulmana que era, circulaba el dinar árabe de oro (no acuñaron moneda hasta el siglo X), por lo que en las regiones fronterizas (la Marca Hispánica) y mediterráneas del imperio franco (Aquitania) había monedas de oro, aunque solo los más ricos llegaban a usarlas, y los cambistas y comerciantes las buscaban para cambiarlas por plata a mejor precio y por monedas más grandes en oriente.

Aun sin oro el comercio siguió fluyendo en occidente, al interior del imperio franco y entre Inglaterra y Frisia hasta las costas bálticas y de ahí a Kiev, Novgorod, Contantinopla, Persia y Bagdad; y de Barcelona a Italia, Constantinopla, Alejandría y el Levante.  Sin embargo, la moneda de cambio fueron la los dineros de plata, las pieles escandinavas y en muchísima menor medida los mancusos italianos; y si las monedas árabes llegaba a occidente, fuera de oro o plata, rápidamente se fundían por estar adornadas con la escritura de los odiados infieles sarracenos.

¿Nos falta una palabra? o reflexiones no políticas sobre la violencia en México

Escrito por historiageografiayrarezas 09-05-2011 en General. Comentarios (0)

 

Ayer 8 de mayo, la Manifestación por la Paz (a la que estoy seguro acudieron la mayoría de mi escaso número de lectores) terminó en el Zócalo de la Ciudad de México con un mitin donde Patricia Duarte, una de las madres de los infantes del ABC habló y dijo que le faltaba una palabra, aquella que denomine a la madre que perdió un hijo.

Ciertamente, hay palabras (categorías) para nombrar a la mujer que ha perdido su esposo (y viceversa), para los divorciados y para los niños sin padres; pero no para los padres que quedaron sin hijos.  Entonces, me pregunté por qué, y si en algún idioma la habría.  En ninguno de los idiomas que conozco (español, inglés y alemán) existe, y mi búsqueda en Google tampoco arrojó ningún resultado respecto a que en algún idioma haya esa palabra (eso no significa que no exista hay muchos miles de idiomas que no están en la red, simplemente que mi búsqueda en español, inglés y alemán no dio resultados).  Pero creo de cierto que no debe existir esa palabra en ningún idioma, porque enterrar a un hijo había sido parte de la maternidad normal, en los países desarrollados y a medio desarrollar como este hasta el Baby Boom (qué decir en lugares de África, e incluso regiones de nuestro país, guerra o no).

 

 

                        

 

Las epidemias de magnitud bíblica ―o sea que se llevaran al primogénito de cada hogar o al menos a un miembro― no eran cosa excepcional en ningún país (nadie tenía ni vacunas ni antibióticos y la mayoría vivía entre mugre) y las guerras eran (¿eran?) acontecimientos más comunes, aún en el hoy desarrollado y pacífico occidente, hace apenas 60 años se estaban masacrando unos a otros como si no hubiera mañana; los Troubles de Irlanda del Norte y la guerra y genocidios en la ex Yugoslavia continuaron (o empezó el segundo) ya bien entrada la década de 1990; y ETA realizó ataques ya en este siglo.

Entonces, que los padres perdieran un hijo no era excepcional (o si no, por qué mi abuela decía al describir su familia “tuve siete hijos, todos vivos”) y merecedor, por lo tanto, de una categoría social especial como viuda, huérfano o divorciado(a)―, e incluso las familias reales ―la élite― debían enterrar a algún hijo antes que a los padres; y por eso mismo ―especialmente en el embarazo y la primera infancia― no era común que la gente formara vínculos sentimentales tan fuertes con los hijos (si no ¿cómo hubieran sido capaces los romanos de abandonar a sus bebés? ¿o incluso San Agustín ―y otros filósofos y pensadores, además del vulgo― de dudar que un bebé tuviera alma?).  Pero aún después de esa endebilísima primera infancia, la vida era mucho más vulnerable (basta ver las expectativas de vida durante cinco mil años, cuando anciano era quien llegaba a 52 años), y aún con la llegada de los antibióticos y vacunas, las guerras llenaron cementerios de adolescentes y jóvenes adultos que habían muerto por la patria y se enterraban con todos los honores del héroe.

 

 

               

Lápida de la tumba de joven alemán muerto en la Primera guerra Mundial en un Cementerio de Berlín.  Véase el águila imperial alemana sobre la lápida

 

Pero 50 años de relativa paz, crecimiento económico y desarrollos médicos que hicieron a las hambrunas y epidemias cosa excepcional y digna de reportarse en las noticias y mover a la sociedad para ayudar a las víctimas, ha hecho que ahora la muerte de un hijo antes que el padre sea la excepción y no la regla; y cuando un país ―como este― cae en un espiral de violencia aparentemente sin sentido (a la violencia en Irak o Afganistán se le puede dar un sentido, la defensa de la democracia, la nación, la ‘umma, la tribu, el clan, la familia, etc. el heroísmo), la gente siente la necesidad de una categoría que los explique, de dar sentido a su mundo al menos con un nombre…

 

Los idiomas de Timor-Leste

Escrito por historiageografiayrarezas 14-03-2011 en General. Comentarios (1)

 

Panorámica de Dili, capital de Timor-Leste

 

A pesar de que Timor Oriental no tiene ni 15 mil Km2 (un área ligeramente menor que Querétaro y Tlaxcala juntos) y poco más de un millón de habitantes, su constitución reconoce 19 idiomas de tres familias lingüísiticas diferentes.  Hay dos oficiales (tetun y portugués), dos de trabajo (inglés e indonesio) y otros 15 “idiomas nacionales”, que hablan en diferentes partes de la isla diversos grupos etnolingüísiticos.

 

File:Timor Sprache.jpg

 

Principales idiomas de Timor

 

El tetun es un idioma de la familia austronesia (igual que 11 de los demás idiomas) de la rama malayo polinesia de la que se hablan cuatro variantes, la oficial que se desarrolló en Dili —la capital— y se llama tetum-praça, el tetum del sur (lia fehan), el del norte (lia foho) y el del oeste (tetum terik).  El tetun es lengua materna de una cuarta parte la población, y lo hablan casi 800 mil personas.  Es lengua oficial por su importancia histórica como lengua franca entre los habitantes de la isla —junto al Uab Meto que se habla en el oeste, incluido el enclave oriente timorense de Oecussi-Ambeno—; y la Iglesia católica empezó a usarlo en la liturgia en 1981, debido en parte, a la prohibición de las autoridades indonesias contra el portugués.

 

La importancia del portugués —y del catolicismo— se debe a que el país fue colonia portuguesa por 370 años; y aunque sean muy pocos los hablantes nativos de portugués en el país, hasta una cuarta parte de la población lo habla.  Además, el portugués está cargado de importancia simbólica, porque los rebeldes que lucharon por la (restauración de la) independencia de Timor-Leste contra los indonesios los usaban internamente, y en sus comunicaciones con el exterior (los indonesios no lo entendían), por lo que el uso del portugués estuvo prohibido.  Habiendo recuperado su independencia, el portugués se declaró lengua oficial y reciben ayuda de Brasil y Portugal para enseñarlo.

 

El indonesio se considera “idioma de trabajo”, porque una de las políticas de asimilación que instauró Indonesia, fue la de hacerlo el idioma de la educación; entonces lo hablan unas 200 mil personas.  Además, con los indonesios llegaron musulmanes y protestantes, lo que provocó una reacción cultural local, que se organizó —como en Lituania o Polonia— entorno de la Iglesia, e incluso muchos de los guerrilleros que luchaban por la liberación de Timor Oriental eran sacerdotes o habían estado en el seminario (como los guerrilleros influidos por la teología de la liberación de este lado del Pacífico).

 

Históricamente, el inglés no es un idioma importante; pero con visión sobre la importancia de este idioma en el mundo, la presencia/ocupación de la ONU durante el proceso de independencia, y la cercanía de Austrlaia, lo hicieron idioma de trabajo.  Sin embargo, el sistema educativo timorense todavía está muy lejos de ser eficiente, y no sólo son pocos los que hablan ese idioma; sino que la mitad de la población es analfabeta.

 

De los quince “idiomas nacionales”, el más importante es el mambai, que tiene 130 mil hablantes, es una lengua malayo-polinesia, y se habla principalmente en los distritos montañosos del oeste, Ainaro y Manufahi.  El siguiente idioma en importancia por número de hablantes es el makasae, de la familia papuana, con 90 mil hablantes.  Éste se habla en el extremo oriente de la isla, en el distrito de Lautém, donde dominan dos idiomas papuanos, el makasae y el fataluku (30 mil hablantes).  En tercer lugar, está el kemak (51 mil hablantes), del grupo malayo-polinesio; seguido de cerca del bunak (50 mil hablantes), de la familia papuana; y luego van el vaiqueno (la variante de Uab Meto que se habla en el enclave en Timor occidental, 45 mil), kawaimina (39 mil), tokodede (31 mil), idalaka (14 mil), galoli (11 mil) y, con menos de 10 mi hlabantes, el atauru (en la isla frente a Dili), bekais, habun, makuva y macalero.  Excepto el último, todos pertenecen a la familia austronesiana (el otro es papuano).

 

File:Timor-Leste districts map.png

División política de Timor-Leste

 

Pero, ¿por qué en un territorio tan pequeño hay tantas lenguas autóctonas? E incluso, ¡de dos familias lingüísticas!  Los primeros humanos llegaron a Timor hace unos siete mil años, y probablemente hablaban lenguas austronesias del grupo malayo-polinesio; y luego, hace tres mil años llegaron poblaciones de habla papuana.  Además, en los últimos dos milenios la isla de Timor ha estado en el cruce de camino de las rutas comerciales del suroriente de Asia, con lo que han llegado chinos, indios y javaneses; y después también árabes, malayos, holandeses (al oeste) y portugueses (en el este).  Sin embargo, a diferencia de otros muchos lugares donde el idioma del conquistador se impuso a toda la población, la topografía montañosa y divisiones étnico-tribales lo impidieron, y siempre quedaron reductos —bastante populosos— de hablantes de otras lenguas; que a su vez, merced de las invasiones y la topografía, se han ido dividiendo, al perder el contacto con hablantes del mismo idioma de otra región, en dialectos distintos —el caso del tatun— o hasta idiomas distintos.

 

Paisaje del interior

De los dominios de país en internet

Escrito por historiageografiayrarezas 21-02-2011 en General. Comentarios (3)

 

 

Los dominios de nivel superior geográfico (Country code top-level domian o ccTLD) son las dos letras que indican en una dirección de internet en qué país está la página de internet: por ejemplo .mx para México, .br, Brasil, .us, EE.UU, .es, España y una larga lista de etc. más extensa que el número de países.

¿Cómo es esto?  Primero, hay territorios dependientes que tienen sus propios ccTLD (como Puerto Rico, .pr o Svalbard .sj, y hasta Antártida .aq); pero también están algunos que, aunque medio derogados o a pesar de la desaparición de la entidad estatal que los necesitaba, siguen existiendo, como .su (Unión Soviética).  Además, conforme la geografía que aprendieron nuestros padres y abuelos (y hasta nosotros mismos, que hay dos países nuevos desde que pasamos por la primaria y unos 3 más de facto) ha cambiado de denominaciones y territorios, lo mismo han tenido que hacer los dominios para países.

El primero en cambiar fue el .su, que aunque sigue existiendo para organizaciones y compañías relacionadas con la URSS, en su mayoría lo ha reemplazado el .ru (Rusia) y los códigos para los otros catorce países sucesores.  El siguiente fue .cs (Checoslovaquia), que pasó a convertirse en .cz (Chequia) y .sk (Eslovaquia) después del civilizado divorcio.  Sin embargo, a mediados de la década de 1990, el desmembramiento de Yugoslavia hizo que su dominio (.yu) también entrara en proceso de desaparecer, y ¡oh problema! asignaron .cs a Serbia y Montenegro (la posterior separación entre ambos implica que .cs ya no existe más, ahora usan .rs y .me, respectivamente).  Aunque este ha sido el único caso en que un dominio se recicle, debido a la confusión que podía causar —que incluye los códigos para idioma cuando una página tiene traducción, como la wikipedia—, se determinó que ningún dominio se puede reciclar hasta que hayan pasado 50 años.

Otros dominios que dejaron de existir fueron .dd de Alemania Oriental (Deutsche Demokratische Republik), .yd (Yemen del Sur), .zr (Zaire), y .tp (Timor Portugués); después de reunificación del primer par, los dominios se agregaron al del otro país (.de, Alemania y .ye, Yemen); y los dos siguientes cambiaron de dominio con sus nuevos nombres: .cd (Congo Demogrático) y .tl (Timor Leste).

Algunas rarezas que me he encontrado son los dominios .gb y .oz.  El primero es/era para Gran Bretaña, aunque el .uk se prefiere y en realidad sólo hay una página bajo ese dominio y no se aceptan nuevos registros.  Esto, hace además a Inglaterra y Rusia los únicos países con dominios de internet redundantes: .uk y .gb; y .ru, .su y .рф.  El dominio .oz, contra cualquier predicción (no, no es el dominio de la Tierra Oz), perteneció a Australia, pero alguien sensato decidió cambiarlo por .au, y ahora los .oz se llaman .oz.au.  (Por más que busqué, no encontré la causa para que alguien decidiera que Australia fuera Oz, excepto, tal vez, la lejanía).  Argelia  y Suiza tienen también dominios a primera vista misteriosos: .dz para Argelia (se debe a que en bereber el país se llama Dzayer) y .ch para Suiza, la Confederación Helvética.  Un cuarto dominio extraño que ya no existe es .nato, que apropiadamente pasó a usar el .int (para organismos internacionales).  Por extraño que parezca, sin embargo, desde 2009 existe .eu para la Unión Europea, y hay la propuesta del dominio .lac para América latina. (En contraste, la ONU nunca ha tenido dominio propio).

Hay un protocolo para hacer direcciones de internet usando abecedarios no latinos (giego, cirílico, sánscrito, chino, japonés, árabe, etc.) y poder agregar otras letras "latinas" (como la ñ o la ç) y diacríticos, pero su uso depende de las organizaciones que controlan el dominio superior del país.  En México no es posible registrar nombres de páginas web con acentos ni eñe, aunque en España sí.  En Rusia, además de mantener el .su junto al .ru, tienen el .рф (.rf, Federación Rusa), que sólo acepta nombres de páginas en alfabeto cirílico (ruso).

Algunos países, la mayoría pequeños, tuvieron la suerte de recibir dominios que pueden venderse para otros usos, como .tv (no televisión, sino Tuvalu), .fm (Federación Micronesia), .am (Armenia), .dj (no disc jockey, sino Djibouti), etc.

Hasta donde encontré información, los países más nuevos (como Sudán del Sur), todavía no tienen dominios propios.  A Sudán del Sur se puede esperar que le asignen uno próximamente —técnicamente no será independiente hasta junio—, pero Kosovo (que es casi un protectorado de la Unión Europea) es otro lío político.  Sin embargo, cuando la comunidad internacional promueve la independencia de alguna región, a veces acepta el dominio antes de que exista el país en sí, como fue el caso de .lp o es el caso de .eh, para el Sahara Occidental, bajo ocupación marroquí. (Técnicamente, no es que no fueran independientes, sino que estaban bajo ocupación extranjera.  El Sahara Occidental sigue ocupado).

Sólo para terminar, el colmo para Somalia (.so) es que no sólo es un Estado fallido en el terreno, sino que entre finales de 1998 y 2010, su dominio de internet tampoco funcionó, porque la compañía que lo regenteaba quebró. 

Apenas en noviembre del año pasado Somalia volvió a tener dominio de internet, a pesar de que todos los países lo reconocen y tiene un asiento en la ONU…