Historia. geografía y rarezas

El Canal de la Viga

Hasta la década de 1920 la ahora Calzada de la Viga era un canal que iba de lo que ahora es la calle de Fray Servando, a unas diez cuadras del Zócalo, hasta el Canal Nacional y los lagos de Xochimilco y Chalco, unindo a la Ciudad de México con los pueblos de Xochimilco, Tláhuac y Chalco.  Desde tiempos prehispánicos, estos pueblos habían producido comida –especialmente frutas y verduras frescas– para la población urbana, e incluso durante el Virreinato hubo una garita que servía de aduana para recaudar la alcabala antes de llegar al Río de la Piedad (hoy en Viaducto) en donde ahora se encuentran Eje 3 Sur (Av. Morelos) y La Viga.

 

Canal de la Viga y lagos de Xochimilco y Chalco, supuerpuestos al trazado urbano de la Ciudad de México en 1970.

 

Canal de la Viga a principios del siglo XX.

 

En la garita, el canal se ensanchaba y dividía en dos. Hacia el sur seguía propiamente el Canal de la Viga, que era suficientemente ancho para que desde 1850 una línea de barcos de vapor proveyera servicios diarios de pasajeros y carga. Hacia el este se extendía la Zanja Cuadrada, canal construido en el siglo XVIII con la intención de rodear la Ciudad de México (cosa que nunca se logró) para evitar el contrabando, servir de desagüe para evitar inundaciones, y comunicar fácilmente las garitas que rodeaban la ciudad. La Zanja Cuadrada, menos ancha que el Canal de la Viga, seguía el trazado de lo que ahora es Av. Morelos, y en Avenida Congreso de la Unión se desviaba al norte con el mismo trazado que esa avenida hasta la Garita de San Lázaro, ubicada cerca de la esquina noroeste de la actual cámara de diputados, y donde se ubicaba la compuerta que daba paso al Lago de Texcoco; de ahí seguía por el norte hasta Nonoalco en el noroeste de la Ciudad.

El embarcadero del Canal de la Viga era para pequeñas embarcaciones (trajineras), y se localizaba en la zona de la Estación Central de Bomberos, apenas unas cuadras al sur de la Parroquia de San Pablo y la desaparecida Plaza de Toros de San Pablo. Poco antes de llegar ahí, al este del Canal de la Viga seguía el Canal de Roldán, cuyo trazado es el de la calle del mismo nombre y llegaba hasta Corregidora, muy cerca de la Merced, a donde llevaban los productos para su venta. A lo largo de los primeros dos kilómetros del canal –hasta lo que hoy es Avenida del Taller–, corría el Paseo de la Viga, lugar de recreo de las clases medias y bajas de la ciudad. El Paseo terminaba en una glorieta que facilitaba a los carruajes dar vuelta, y en fines de semana, según las descripciones que hay, había una ambiente como hoy en Chapultepec en domingo: familias, vendedores, músicos, ires y venires, etc.

 

Garita de la Viga en 1885.

 

Pasea de la Viga en 1885.

 

El barco de vapor en el Canal de la Viga a la altura del Puente de Iztacalco, frente a la parroquia de San Matías.

 

El barco de vapor, cuyo servicio se inauguró en 1859, salía de la Garita de la Viga y no era demasiado grande ni rápido. El primero tuvo cupo para veinte pasajeros, recorría los más de 30 km hasta Chalco en cinco horas con paradas en Santa Anita, Iztacalco y Mexicaltzingo, costaba 2 reales ir hasta San Juanico y cuatro hasta Mexicaltzingo (y dos hora de viaje), y para poder llevar más pasajeros, se amarraba un remolque.  En 1890 eran cuatro los vapores, pero ni su tamaño ni velocidad habían aumentaron. Los trenes –más rápidos y con mayor capacidad– finalmente sustituyeron a los vapores como medio de transporte preferido.

En 1921 el gobierno tomó la decisión de desaparecer el Canal de Viga, como parte del proyecto del Gran Canal de Desagüe de la Ciudad de México, para evitar las constantes inundaciones. A partir de entonces, casi todos los ríos de la ciudad se entubaron, los lagos empezaron a secarse más rápido y luego la ciudad creció sobre ellos…

Sobre la Garita de la Viga, se pueden agregar algunos datos más. El 13 de septiembre de 1847 el ex insurgente José Pérez comandó a un batallón cívico contra los invasores estadounidenses, y si bien los detuvo algunas horas y les causó importantes bajas, la falta de municiones y la artillería enemiga finalmente lo obligaron a rendirse. Otra curiosidad, es que afuera de la Garita fue el segundo lugar donde estuvieron las estatuas de los Indios Verdes desde 1901 (originalmente estaban en el principio de Reforma), hasta que las movieron en 1939 a la entrada norte de la Ciudad de México, no muy lejos de donde se encuentran ahora en el metro que lleva su nombre. De las garitas que hubo alrededor de la Ciudad de México –incluida la de la Viga– no queda nada. Sin embargo, durante la construcción de la línea 8 del metro, se encontraron restos de la de la Viga en Av. Morelos y la Viga, así que su antigua localización es certera.

La Garita de la Viga sin garita ni agua, con tranvías y todavía con Indios Verdes

 

Bibliografía

http://www.mexicomaxico.org/Viga/LaViga.htm

http://www.mexicomaxico.org/Viga/LaVigaGarita.htm

http://ciudadanosenred.com.mx/node/16360

http://redalyc.uaemex.mx/pdf/369/36907409.pdf

 

Fotos del Canal de la Viga

http://www.flickr.com/photos/clubdepatos/sets/72157601378392751/with/1086083992/

http://www.mexicomaxico.org/Viga/LaVigaGaleria.htm

 

Mapa del Canal superpuesto a la Ciudad de México en 2009

http://www.mexicomaxico.org/Viga/GaritaImages/LaVigaMapa1859.htm

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: